Antropología e innovación ¿Dónde y Cuándo?

Para la antropología aplicada, la innovación de productos y servicios es un área de mucho interés y pertinencia. Para entender los vínculos entre antropología e innovación basta con mirar más de cerca el impacto que los nuevos productos tienen en la cultura de consumo y las relaciones sociales. El significado que el consumidor otorga y recibe de las mercancías y servicios que usa cada día, y cómo esta experiencia afecta su vida personal y social, son aspectos que merecen una profunda reflexión antropológica.

Para la antropología de los negocios esta preocupación es el punto de partida desde el cual un(a) antropólogo(a) puede participar en la innovación de productos, servicios y experiencias. En muchos casos estas necesidades sociales no son claras, no están manifestadas y por lo tanto están desarticuladas. Frente a esto la investigación de campo y el descubrimiento del usuario (o consumidor) son necesarios para no limitarse solamente a la intuición empresarial. La antropología tiene por lo tanto estos momentos de aplicación en un proceso de innovación:

  1. Investigando las tendencias sociales y el comportamiento del consumidor
  2. Gestionando procesos de co-creación con el usuario, e identificando e interpretando insigths
  3. Realizando ejercicios de validación con el usuario final y en pruebas piloto
  4. Participando en la producción y gestión de la comunicación estratégica
  5. Volviendo a la experiencia de usuario una vez la innovación está en el mercado

 

antropología en la innovación y I+D

En el proceso de innovación

En el contexto de la innovación y de la investigación y desarrollo (I+D), la antropología tiene diversas aplicaciones y es de gran ayuda en varios momentos. Si dibujamos, por lo menos de forma general, un proceso de innovación, se pueden identificar los momentos en los que un(a) antropólogo(a) puede participar, tal y como se muestra en el gráfico de más arriba.

En términos generales, la antropología de empresa sirve a la innovación en todo lo referente a la experiencia de “usuario”, al lugar de los productos y servicios en la vida cotidiana, al análisis de su pertinencia y deficiencia.

La imprevisibilidad del siglo XXI

Las condiciones sociales cambiantes, los mercados imprevisibles, la inestabilidad política, la crisis económica y los consumidores de las nuevas generaciones hacen que en el siglo XXI las empresas tengan que conocer mejor su contexto, su público objetivo y los demás stakeholders. Y no sólo una vez, sino en distintos momentos del proceso de innovación y de la cadena productiva.

En el cambiante escenario del siglo XXI las empresas deben conocer mejor al consumidor, no solo una vez, sino en distintos momentos del proceso de innovación

Es así que, en términos generales, el valor de la antropología de los negocios radica en la investigación cualitativa del mercado, los hábitos de grupos de consumidores y las culturas laborales. Gracias a lo anterior, una visión antropológica, o sociológica, brinda un soporte estratégico para la adaptación de las empresas a los cambios sociales y la innovación en productos y servicios propios del mundo de hoy.

¿Quieres un ejemplo aplicado a tu empresa o proyecto, sin compromiso? contáctame

Share this:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *